Tipos de café: arábica y robusta

28/04/2017 ·
Distribuidores de café

Cuando hablamos de tipos de café, la primera clasificación en la que pensamos es en la distinción entre café arábica y café robusta.

Estas son las dos principales variedades de café y conocer las diferencias que existen entre ambos tipos de granos es importante al momento de comprar un buen producto destinado a un negocio como el de la hostelería, porque dependiendo este factor, será una determinada inversión en presupuesto, dado que la variedad arábica es un poco más costosa y también de la calidad final del café que se le sirve a los clientes.

 

Café robusta y café arábica

Es necesario definir de dónde viene esta distinción de tipos de café robusta y arábica.

El café robusta proviene del África Central. Su crecimiento se da en regiones secas, y este es uno de los motivos por el cual su sabor es más amargo que el café arábica y menos digestivo también. Por otro lado, en contraste con el arábico, el robusta posee una mayor concentración de cafeína.

Hay quienes aseguran que este tipo de café es considerado de menor calidad y por consiguiente, su coste suele ser inferior.

Por su parte, las características café arábica nos trasladan a Etiopía, allí debe su origen, pero hoy puede crecer en otros países que estén entre los 500 y 2.400 metros de altura. Debido a que posee una concentración de cafeína máxima del 1,7%, el café arábica ofrece un mejor resultado aromático y mayor suavidad al paladar, además de ser una bebida más digestiva que el café robusta.

Existen alrededor de 200 café árabe tipos, que a su vez, se subdividen en más clases.

 

Diferencias entre el café robusta y el café arábica

La primera diferencia entre estos tipos de café es que provienen de dos especies diferentes, por un lado el Caffea Canephora (café robusta) y por el otro, el Coffea arabica (café arábico). A partir de entonces surgen todos los restantes contrastes entre ambos tipos.

La planta del café robusta es menos susceptible a sufrir problemas  a lo largo de su crecimiento, razón por la cual es un café más barato.

La planta del café arábica requiere de un clima subtropical fresco, pero al mismo tiempo necesita sol, sombra y una tierra adecuada, además es una planta vulnerable al frío y a los insectos, por lo que requiere de mayor cuidado, lo que hace que los tipos de granos de café arábica sean más costosos.

El grano que se obtiene de la planta de café arábica es ovalado y verdoso, mientras que el grano obtenido de la planta de café robusta es más redondo y amarillento.

La concentración de cafeína es otra de las diferencias. El café arábica tiene la mitad de cafeína que el café robusta y esto hace que de algún modo el segundo sea mucho más amargo que el primero, razón por la cual, al fin y al cabo, su sabor muchas veces no satisface al común de los consumidores.

Las diferencias se pueden apreciar en sabor, aroma, cuerpo y precio, pero aun así, ambos tipos de café son muy consumidos en todo el mundo, destacándose el arábica como aquel con la mayor cuota de mercado.  

 

¿Ya conoces nuestras variedades de café arábica y robusta?

¿Hablamos de tu negocio?