Licencia de apertura: tipos de licencia para bares

18/07/2017 ·
Distribuidores de café

Montar un bar, el sueño de muchos, el proyecto de tantos, la actividad de unos cuantos. ¿Quieres ser parte de este último grupo que consigue transformar su sueño en un proyecto viable y finalmente en su actividad? Pues uno de los aspectos clave a considerar son los distintos trámites que debes realizar para hacer todo en regla. Entre las muchas gestiones que tendrás que llevar a cabo se encuentra la tramitación de la licencia de apertura.

Hoy queremos contarte de qué se trata esta licencia de apertura bar y cómo debes hacer para tenerla.

 

Índice de contenidos

 

¿Cómo montar un bar?

Al momento de definir cómo montar un bar no sólo resultan importantes las gestiones comerciales, como elegir y alquilar el local en el que se desarrollará la actividad, sino que hay también una serie de gestiones relativas al cumplimiento de normas relacionadas con los poderes públicos (en especial ayuntamientos). Este tipo especial de trámites, se refieren principalmente a licencias de funcionamiento o de apertura.

Claramente, una licencia no es más que un permiso o autorización para realizar una determinada actividad, en este caso, para montar un bar.

La licencia de apertura

El hecho de que en un bar se comercialicen productos comestibles y bebibles, hace que sea de carácter obligatorio cumplir con un tipo determinado de licencia de apertura.

En líneas generales, estas licencias son permisos o autorizaciones para operar como empresario del sector hostelero. Estos son otorgados por órganos públicos y existen para disminuir las externalidades negativas que un negocio como un bar puede propiciar, es decir, efectos negativos para la sociedad, ya sea el ruido, enfermedades, malos olores, humo, desprotección de los trabajadores, entre otros.

En esencia, la licencia de apertura es el documento que acredita que un determinado local cuenta con las condiciones de habitabilidad y uso adecuadas, para acoger la actividad económica a la que se destina, sin que esto ocasione molestias a terceros.

¿Cómo conseguir la licencia de apertura bar?

En lo que concierne específicamente a la licencia de apertura bar, para obtenerla será necesario certificar mediante un proyecto técnico realizado por un especialista, que el establecimiento cumple las normas establecidas para desarrollar la actividad.

Podríamos decir que la licencia se consigue en tres pasos:

  • En principio, se debe constatar que el local está habilitado o tiene algún tipo de permiso de funcionamiento para el tipo de actividad específico en el sector de hostelería que se piensa realizar, ya sea montar un bar, cafetería o restaurante.
  • El segundo paso consiste en la contratación de un especialista, quien será el encargado del proyecto técnico en la categoría de actividad a ejercer en el local.
  • El tercer paso implica presentar el proyecto en el ayuntamiento de la ciudad donde se desea montar el negocio de hostelería. Este es el último paso en caso de que todo esté en orden y no exista ningún aspecto que requiera modificación. De estar todo perfecto, se obtendrá la licencia de apertura.

Un aspecto importante a aclarar con respecto a la licencia de apertura de un bar, es que esta autorización y/o permiso, queda asociada a un local con permiso de funcionamiento. En otras palabras, un bar puede cambiar de dueño, pero conservar la misma licencia en caso de que se vaya a ejercer la misma actividad. Sin embargo, un bar no se puede trasladar a otro local con la misma licencia, dado que en este caso tendría que solicitar una nueva licencia.

Por otro lado, al momento de tramitar esta licencia, es necesario saber si esta tiene fecha de caducidad y, por tanto, si es necesario renovarla.

Permisos para montar un bar

Otro aspecto importante a detallar es que cada Comunidad Autónoma y sus respectivos ayuntamientos tienen normas diferentes en materia de bares y sus permisos, con lo cual, existen varios tipos de criterios para clasificarlos y habilitarlos. Esto implica que para saber qué clase de permisos se exigen en cada lugar, se tendrá que indagar en cada ayuntamiento en particular.

En líneas generales, los permisos que se exigen para montar un bar son:

  • Licencia de obras: este es un permiso que se requiere para ejecutar obras. Generalmente, suele ser el constructor quien lleva a cabo la tramitación, pero siempre debes cerciorarte de que lo haya hecho y nada impide que tengas que hacerlo por ti mismo.
  • Certificado de compatibilidad urbanística.
  • Licencia ambiental: esta licencia consiste en la autorización de funcionamiento de acuerdo con criterios medioambientales aplicables a bares.
  • Licencia de actividad: esta es la también llamada licencia de apertura o de funcionamiento, de la que antes hablábamos. Recuerda que esta licencia abarca los puntos de vista urbanísticos, higiénicos, ambientales y de seguridad. Algo que no te habíamos dicho al respecto es que se exige su exhibición mediante cartel identificativo según la normativa aplicable.
  • Antecedentes necesarios para el otorgamiento de la licencia: Proyecto Técnico, Certificado del técnico competente, plan de revisiones periódicas por entidad competente designada por el titular para los equipos de protección contra incendios, plan de emergencia, contrato de seguro, ficha técnica del local.
  • Autorización para manipulación de alimentos y venta de comidas preparadas para su consumo en el local.
  • Finalmente, de acuerdo con la normativa vigente, el empresario es el responsable de que todo el personal empleado disponga de la formación necesaria para la adecuada manipulación de alimentos.

Consejos al montar un bar

- Antes de comprar o alquilar un local para montar un bar, dirígete al área de urbanismo del ayuntamiento para ver si cuenta con la licencia.

- Existen estudios de arquitectura o ingenieros y empresas especializadas en adaptar locales a las obligaciones impuestas para la correspondiente licencia de actividad.

- En el momento en que entregues el proyecto solicitando la licencia apertura, tendrás que pagar las tasas, y esto es independiente de que te concedan o no la licencia. Es preciso tenerlo en cuenta porque es una inversión, aunque a veces mínima, que será obligatoria pese a los resultados obtenidos.

Esperamos que con esta información puedas comenzar a plasmar tu proyecto y finalmente, consigas darle vida a tu propio bar.

¿Tienes alguna duda con respecto a licencias y trámites para montar un bar? Puedes descubrir más acerca de las condiciones y requisitos que se solicitan con la licencia de apertura en Emprendedores.

¿Hablamos de tu negocio?