La Importancia de la Taza

08/07/2016 ·
Baristas

taza seccion

 

Todos conocemos la importancia de la taza para el servicio y degustación de un buen café.  En el mercado, encontramos muchos tipos de tazas, de formas y materiales distintos. 

Las tazas forman parte de la vajilla del negocio de hostelería, y su función principal es destacar la presencia, el aroma y el sabor del café. Según el modelo de taza que escojamos, estas características se verán realzadas o no.

 

En Productos del Café, tenemos muy claro la importancia de la taza, ya que es la responsable de albergar nuestro apreciado café.  


En la elección de nuestras tazas, hemos tenido en cuenta las siguientes características:


DISEÑO

El diseño ideal es el que presenta nuestra taza de café, con su base interior redondeada. Esta forma favorece la caída del café de manera suave y la conservación de la crema, un elemento fundamental para mantener los aromas y formar un tapón térmico que retarde el enfriamiento del café.

Por otro lado, las tazas son más gruesas en la parte inferior (para manterner la térmica) y más finas en los bordes, donde se apoyan los labios (para obtener una sensación más agradable en el momento de consumo).

A nivel del diseño externo, nuestra taza dispone de un asa que permite un buen agarre, cómodo y seguro.

 

MATERIAL

Realizada con material cerámico vitrificado, que otorga a la taza: 

  • Máxima dureza y resistencia al desgaste por uso, al rallado y esmerilado de la vajilla. Esto incide directamente en su vida útil en el establecimiento hostelero.
  • Nitidez, blancura y brillo, que aportan una agradable sensación a la vista y al tacto..

 

CAPACIDAD 

Disponemos de tres medidas para satisfacer todas las necesidades del territorio:

  • Taza de Espresso:         60ml
  • Taza de Cortado:         125ml
  • Taza de Cappuccino:  200ml

 

TEMPERATURA EN EL SERVICIO

La temperatura ideal para servir un café es de 76º a 82º. Para que no disminuya y se mantenga, la mejor manera es colocarla las tazas con la base en la cafetera, boca arriba y como máximo apiladas en tres niveles. De esta manera conseguiremos que la taza se mantenga en correctas condiciones.

¿Hablamos de tu negocio?