La Calidad de Nuestro Café

08/07/2016 ·
Baristas

Ante la situación actual, una de las principales estrategias para el profesional de la hostelería del café, debe ser la calidad. Si se quiere ser competitivo hay que participar con una mejor calidad del producto. Hay que promocionar nuestro producto por la calidad.

Existen muchas ventajas a la hora de producir un café de calidad, nosotros destacamos:

  • Vender a mejores precios 
  • Posicionarse: Existe una fuerte competencia. El consumidor mira mucho la calidad y está dispuesto a pagarla, además del tipo de bebidas que buscan posicionarse en el gusto del consumidor.

Para realizar un buen café, es necesario un café de calidad. Cada café tiene sus características en función de su origen y variedad, por eso debemos aprovecharlas, por su aroma, sabor y cuerpo.

 

Los principales tipos de café

Existen muchos tipos de cafés, desde los más suaves, a los cafés más fuertes e intensos. Estas variedades están clasificadas según la variedad de cafeto (arábica o robusta), según el tipo de tratamiento de los granos (lavado o en seco) y según el lugar del mundo donde se cultive. Pero en general, las principales familias de café verde se resumen en:

  • Milds: es un café de altura, de la especie arábica, procesados por el método lavado. Se producen en países y regiones que tienen una influencia tropical fruto de su latitud y de las corrientes oceánicas que gobiernan su clima, proceden principalmente de Colombia y otros países de Centroamérica y Suramérica. Tambíen de países como Kenya, Etiopía, Méjico, etc. Los Milds son cafés cosechados y recolectados de una forma muy selectiva utilizando procesos artesanales intensivos. Este tipo de café se caracterizan por ser muy aromático, delicados de sabor, ácidos, poco amargos y de bajo contenido en cafeína, además, el color es uniforme y brillante. Generalmente son cafés más valorados y apreciados a nivel comercial. 
     
  • Naturales: son cafés de la tipología arábica, pero procesados por el método "no lavado", es decir, un proceso seco. Se caracterizan por ser neutros, poco amargos, de baja acidez que redondean la taza e importantes para la crema del café. El principal productor de este café es Brasil. 
     
  • Robustas: pueden ser lavados o secos. El contenido de cafeína es el doble que en la especia arábica, generalmente con un 2.2%. Se caracterizan por ser un granos amarillentos y con un olor a paja seca, el café tiene un sabor amargo y son poco ácidos, además, aportan cuerpo y color a la taza. Generalmente proceden de África, Indonesia, Vietnam,… este último es el mayor productos de cafés robusta del mundo.

 

Envase para el café

El café es un producto que necesita de un buen envase para garantizar la conservación de sus mejores cualidades, preservándolo de agentes externos como la humedad, la luz, oxidación y pérdida de aroma. Hasta el momento de su consumo, el café debe estar protegido, solo debemos procurar que esté en un lugar fresco y seco.

Las características que debe tener un envase para café son las siguientes:

 

     - Bolsa metalizada: esta le protegerá de la luz, de la humedad y del oxígeno 
     - Envasado hermético con nitrógeno compensado para conservar intacto el producto. 
​​​​​​​     - Con válvula unidireccional de control de aroma.

 

 

Una vez abierto debe consumirse lo más rápido posible, entre dos o tres días. Si no se pudiera y debe estar más tiempo, guárdalo en la nevera con un recipiente cerrado.

¿Hablamos de tu negocio?