En verano, añade valor a tu negocio ampliando tus recetas de café frías

23/07/2018 ·
Distribuidores de café

Montar tu propia cafetería parece una idea fascinante, pero no solo hay que buscar el lugar, elegir los productos y definir el tipo de negocio que queremos y los servicios que vamos a ofrecer. Un negocio requiere mucho esfuerzo, y hay que saberlo mantener. Como parte de este mantenimiento hay que actualizar el negocio, en concreto los productos que vamos a ofrecer. ¿Qué tipo de bebidas queremos ofrecer y cuándo apetecen más estas bebidas? Hay que saber qué ofrecemos y, sobre todo, qué quieren los consumidores. Con la llegada del verano no pueden faltar las bebidas frías que refresquen a nuestros clientes: y las recetas de café frías son una apuesta segura para nuestro local pues dan valor a nuestro negocio.

Índice de contenidos

 

Por qué ampliar la carta de bebidas y ofrecer recetas de café frío en verano

 

No es lo mismo tomarse una taza de café en pleno mes de diciembre que en verano, cuando en la calle rondan los 40 grados. En invierno apetecen bebidas calientes que nos ayuden a entrar en calor, pero en verano el cuerpo nos pide bebidas frías que nos refresquen y nos alivien del sofocante calor que hace ahí fuera. Es por este mismo motivo por el que es importante ampliar nuestra oferta de bebidas en verano, pues es imprescindible adaptarse a las demandas de los consumidores.

El café es una bebida que cuenta con muchos seguidores, son muchos los que necesitan un café por la mañana para despertarse o por la tarde para espabilar antes de volver a la oficina. ¿Qué mejor que adaptar esta bebida tan demandada a las estaciones del año? El café frío nos aporta los mismos beneficios que el café caliente, pero tiene una gran ventaja para los baristas. El precio de esta bebida suele ser más alto cuando se sirve de forma fría, pues las recetas de café para hostelería son más laboriosas que una taza de café para bares caliente. De ahí que el beneficio por cada venta de café para cafeterías frío sea mayor: a pesar de que el coste de la materia prima para los baristas sea el mismo, y que el tiempo de preparación de la bebida sea prácticamente el mismo (dependiendo de la receta de café frío).

El café frío es la bebida ideal para los meses de calor: con esta materia prima y algunos ingredientes más como azúcar, caramelo o nata, se pueden conseguir bebidas muy sabrosas que conservan todas las propiedades del café. ¿Quieres un café afrutado o con un toque ácido para los meses de verano? Ofréceselo a tus clientes de forma fría, añádele un toque especial y seguro que los consumidores volverán a tu local. Esa es, sin duda, otra de las ventajas del café frío: es una bebida que ofrece más opciones, hasta los cafeteros más exigentes podrán saborear los distintos aromas. ¿El motivo? Este café para bares intensifica el sabor, y al poder jugar con otros ingredientes como la vainilla o el caramelo, se puede variar el resultado y conseguir, por ejemplo, un sabor más dulce o más amargo.

 

Recetas de café frías: las mejores propuestas para este verano

 

El café caliente no tiene mucho más secreto: el truco está en la calidad de los granos del café y en cómo los baristas elaboran la bebida, manteniendo todo el aroma y sabor de esta materia prima tan consumida. En cambio, el café para cafeterías puede tener mucho más juego si se sirve frío, pues hay muchas recetas de café a las que se puede recurrir y según la que empleemos el resultado final puede muy diferente: eso sí, ¡siempre refrescante y con un sabor único y especial!

En Productos del café tenemos muchas propuestas de recetas de café frías para los meses de verano. Son recetas originales que se pueden utilizar para ampliar la carta de cualquier negocio, porque en Productos del café nos ponemos a disposición de nuestros clientes, brindándoles toda la ayuda que necesiten y respondiendo sus dudas cuando sea necesario. Y así lo hacemos también con el café frío, pues es una bebida indispensable en cualquier negocio que sirva café.

Hay algunas recetas que son un éxito asegurado, entre ellas cabe destacar el café White Shakerato, el Espresso Shakerato, el Caramel Frappé, el Iced Lemon Coffee, el Café Frappé, el Moka Frape, y el Affogato al Café: este último un café blanco y negro que es muy fácil de elaborar. Aunque todos están hechos a partir de granos de café, cada uno tiene un aroma y sabor particular e indescriptible.

Como vemos, muchas de estas recetas están basadas en un café muy concreto: el Frappé. Esta bebida es muy conocida en Grecia, ya que al ser un país muy caluroso se ha convertido en la bebida nacional durante los meses de verano, de hecho, el Frappé es originariamente de este país. Es un café que se elabora utilizando hielo y queda cubierto con espuma: una bebida refrescante que no puede dejar de formar parte de las recetas de café para hostelería. ¿Quieres sorprender a tus clientes? Añádele a tu café un toque diferente con un licor o con chocolate, por ejemplo. En las recetas de café frías hay muchas posibilidades, ¡déjate llevar!

Dicho esto, queda claro que el café frío es la mejor opción si buscas añadir valor a tu negocio, y las recetas de café frío, como las que puedes aprender en nuestros cursos gratuitos para clientes, te ayudarán a dar lo mejor en tus servicios. Como dice el dicho: renovarse o morir, y en la hostelería a veces hay que ir más allá para sorprender a los clientes. Con la ayuda de Productos del café, incorporar café frío a tus productos será pan comido. ¿Quieres servir el mejor café de tipo robusta con un toque de vainilla para convencer a los más golosos? Con el café frío, podrás ofrecer esta receta y muchas más: porque el café frío se adapta a todos los gustos.

 

 

Si quieres conocer algunos aperitivos o tapas, junto con las recetas de café frías, en el ABC de Sevilla, encontrarás algunas ideas.

¿Hablamos de tu negocio?