Distribuidor de café: cómo empezar tu negocio

21/09/2017 ·
Distribuidores de café

Vivir del café es una posibilidad que no se reduce sólo a prepararlo y servirlo, hay muchas más actividades que se vinculan a esta importantísima materia prima, entre ellas, podemos mencionar la labor de los distribuidores de café.

Iniciarte como distribuidor de café requiere, en principio, de un uso apropiado de la información. Hay mucho que tendrás que conocer para poder vender esta clase de producto, porque en líneas generales, le hablarás a un cliente que conoce la materia prima que compra y que busca, la mayoría de las veces, calidad.

Tu trabajo en el universo de los proveedores de café consistirá entonces, primeramente, en conseguir la información precisa sobre el producto que comercializas y por ello hoy vamos darte esa información tan crucial en tu actividad futura.

Índice de contenidos

¿Qué es un distribuidor de café?

Un distribuidor de café es un emprendedor, una persona que busca un sustento pero realizando un trabajo de forma independiente, gestionando sus horarios, su dedicación, el producto y la clientela con la que trabaja.

Los distribuidores de café han existido siempre, desde que esta materia prima comenzó a ser comercializada, pues es gracias a este perfil profesional, que funciona muchas veces de intermediario, que el café llega a los lugares que debe llegar, por ejemplo, cafeterías, bares y restaurantes.

Al convertirte en uno de los proveedores de café que comercializan esta clase de producto de primera necesidad, tienes una gran responsabilidad, porque eres el encargado de llevar en tiempo y forma la materia prima con la que estos establecimientos trabajan. Imagina una cafetería que se quede sin café, sería una tragedia, por ello, ten en cuenta la importancia de tu labor y, sobre todo, recuerda cuán fundamental es que hagas tu trabajo de forma comprometida no sólo con tus resultados, sino también con los resultados de tus clientes.

Un dueño de un bar que confía en tu servicio, esperará con tranquilidad que llegue el producto en la fecha acordada y en las condiciones pautadas, si alguna de estas cuestiones falla, probablemente perderás un cliente. Por ello, ante todo, un distribuidor de café es un emprendedor sí, pero un emprendedor comprometido con los resultados de sus clientes, los cuales, en definitiva, redundará en buenos resultados para el distribuidor también.

¿Qué ventajas tiene ser distribuidor del café?

Si tenemos en cuenta todo lo que anteriormente te hemos explicado, entonces podemos ver que hay enormes ventajas en convertirte en uno de los distribuidores de café que trabajan en España. Conozcamos algunas de ellas:

Autonomía

Todo trabajo independiente y que implique trabajar en calidad de emprendedor y autónomo, ofrece precisamente esto: autonomía.

Y la autonomía es la libertad de saber que tu actividad la desarrollas cuándo, cómo y dónde tú quieres. Esta independencia es un lujo que no todos pueden darse, pero sí los proveedores de café, que escogen la materia prima a comercializar, arman su catálogo de alternativas a presentarle a su clientela, elaboran un listado de clientes a los cuales visitar, persuaden a sus interlocutores de concretar la compra y luego distribuyen el producto final una vez que el trato ha sido cerrado.

Toda esta actividad se desarrolla en total libertad, excepto por supuesto, la entrega de los productos, que se pauta previamente con el cliente. Pero lo importante es que se trata de una de las iniciativas más independientes en cuanto a salidas laborales.

Contacto directo con los clientes

Cuando te introduces en el universo de los proveedores de café, comprendes que lo más importante, aquello que asegura tu crecimiento en la actividad y los resultados deseados, es pensar siempre en el cliente. Como distribuidor notarás que el contacto con el cliente es una de tus principales tareas y esto permite evitar los intermediarios, eres tú presentándote frente al dueño de una cafetería o un bar ofreciendo tu producto, una conversación con el fin de llegar a buen puerto en ambos frentes. Al contactar directamente a tu clientela aprendes más acerca de ellos, sus necesidades y las formas de satisfacerlas para convertirte en su principal distribuidor de café.

Inversión inicial mínima

Otra ventaja de convertirte en un proveedor de café es que la inversión para comenzar con la actividad es mínima y, de hecho, ofrece riesgos prácticamente inexistentes en tal sentido, porque si no vendes, tampoco es necesario que compres y, por tanto, no hay pérdidas significativas.

¿Qué necesitas para empezar tu negocio como proveedor de café?

¿Qué necesitas para empezar tu negocio como proveedor de café?

Esta es la pregunta que todo el mundo de hace al momento de decidir comenzar un camino en la senda de los distribuidores de café, lo cierto es que hay una serie de cuestiones a tener en cuenta para dar los primeros pasos:

Investiga el sector

Difícil es moverse con agilidad e ingenio en lugares que no conoces. Todo requiere un tiempo de adaptación y para lograrlo lo más pronto posible, necesitas conocer el sector en el que trabajarás. No sólo se trata de saber qué clase de producto vendes y a quiénes, sino también, descubrir quiénes pueden ser tus socios estratégicos en ello y cómo puedes hacer para diferenciarte al mismo tiempo, del resto.  

Conoce tu producto

Otro punto clave al momento de dar tus primeros pasos como distribuidor de café consiste en conocer a fondo el producto que comercializas.

El café es en sí mismo un producto apasionante, no sólo por la inmensa historia y trabajo que hay detrás de su producción, sino porque además es una bebida que servida en la taza ofrece un momento de placer sin igual. Por ello, es necesario aprender sobre el café, sus orígenes, las variedades, las calidades, tipos de tueste y demás cuestiones que te permitirán luego escoger mejor entre las distintas opciones en el mercado y finalmente, ofrecer lo mejor a tu clientela.

Prepara tu lista de potenciales clientes

Esta es otro de los puntos clave para iniciarte como uno de los proveedores de café del mercado. Necesitas armar una lista de potenciales clientes, tus prospectos, aquellos a quienes visitarás para ofrecer tu producto. Debes ser coherente en cuanto al área en la que te moverás, porque no puedes abarcarlo todo.  

Descubre sus necesidades

Finalmente, para dar tus primeros pasos como distribuidor de café, es importante tomarte el tiempo para indagar sobre las necesidades de tus clientes o potenciales. Es allí donde encontrarás las verdaderas posibilidades de diferenciación de tu competencia, pudiendo brindar una solución acorde.

¿Estás preparado para convertirte en distribuidor de café? En Diario de Emprendedores puedes descubrir las ventajas de convertirte en emprendedor.

¿Hablamos de tu negocio?