Diferencias entre el café en grano y el café soluble

17/08/2017 ·
Distribuidores de café

En el podio de las alternativas de consumo en lo que a café respecta, el café en grano está situado muy cómodo en la parte más alta. Se sitúa en el primer lugar desde que se comprobó que no hay como este si lo que se desea es una bebida que tenga las mejores propiedades que un buen café debe tener: sabor, textura, aroma, etc.

Ahora bien ¿qué se puede decir de otros tipos de café que no son el que antes mencionamos? ¿Acaso si no es café en grano entonces no cuenta? ¿Todo lo que no sea café en grano no es digno de ser considerado buen café?

Creemos que, en cada segmento u alternativa al respecto, hay dignos exponentes de lo que podría considerarse un buen café. El desarrollo de las cápsulas, por ejemplo, ha supuesto una interesante alternativa al café en grano, pero hay más todavía, porque existe, antes de la llegada de las cápsulas incluso, lo que se denomina café soluble, inventado hace más de 75 años por Nescafé.

Hoy queremos enfocarnos en este último y su comparación con el café en grano.

Índice de contenidos

Características del café en grano

Hay un hecho, de acuerdo con los expertos: aquel que muele el café y prepara su infusión desde el grano de café mismo, nunca dejará de hacerlo. La excelencia del café, siempre aparece en su estado más primitivo, pero también más natural y con las mejores propiedades, se trata claramente del café en grano.

Comprar el café en grano supone hacer de la preparación de esta bebida todo un ritual, necesitando para la tarea elementos tales como el molinillo de café, porque una vez que se obtienen los granos, es preciso molerlos y esto debe hacerse siempre antes de preparar la infusión, cuanto más fresco el café, mejores resultados se obtendrán.

Ahora bien, si de características hablamos, el café en grano es aquel que se elabora con granos de alta calidad, que incluso pueden obtenerse los granos sin tostar, para que lo hagas tú mismo en casa o en tu negocio, si bien no es la mejor opción ya que el tueste es un factor clave. La conservación es muy importante para mantener sus propiedades y evitar que el café se oxide en exceso. Por ello el embalaje de cada tostador es otro elemento fundamental para garantizar la frescura.

El café molido es un café en grano que se ha molido para aquellas personas o negocios que no dispongan de un molino. El café molido conserva su forma pura como antes mencionamos y esto también permite conservar la esencia natural del grano si bien cierto que ciertos aromas se perciben mucho mejor si el café se muele justo antes de su preparación.

Características del café soluble

Antes que pensar en términos de la taza de café soluble que el consumidor bebe, queremos explicar cómo es que esta versión de café llega a ser lo que es.

La producción de café soluble es muy simple: consiste en hacer un café tostado con una cafetera tipo italiana al cual posteriormente se le extrae el agua que contiene. El resultado es un polvo 100% café y que se preparara con tan solo añadir agua o leche caliente o fría, resultando en un café aromático y muy apreciado por muchos consumidores en todo el mundo.

En cuanto a sus orígenes en el año 1930, cuando el gobierno brasileño le pidió a la compañía Nestlé crear "cubos de café" que permitieran a los brasileños utilizar su sobreproducción de café y compartirlo con el mundo. El 1 de abril de 1930 nace Nescafé con tal propósito, siendo hoy la marca lider en todo el mundo de café soluble. El café soluble llega ya a miles de hogares, siendo en la actualidad una de las alternativas más populares, de hecho, cerca del 50% de café verde del mundo se utiliza para producir café soluble y eso se debe a la gran aceptación que este producto tiene entre los consumidores.

Indudablemente, aquí la premisa es la rapidez y facilidad con la que se prepara una taza de café soluble, porque sólo basta con calentar el agua y colocarla en una taza a la que previamente se le haya añadido el polvo de café, luego se remueve y finalmente, se obtiene la infusión en pocos minutos.

Café en grano vs. Café soluble

Si hubiera que comparar a ambas opciones, cada una tiene sus ventajas y sus consumidores fieles. Para ayudarte a comprender te compartimos una pequeña comparativa para que puedas decidir por el café en grano o soluble:

  • El café en grano es simplemente café verde tostado y envasado. Por su parte, el café soluble se obtiene, como vimos antes, tras un proceso de preparación de la infusión de café y secado del agua para obtener el polvo de café soluble.

  • El café en grano requiere de maquinaria para su elaboración: un molinillo y una máquina de café. En cambio, el café soluble o instantáneo requiere simplemente de agua caliente para obtener inmediatamente un café.

  • El café en grano mantiene todas sus características originales, debido a que el proceso que se utiliza para llevar el producto al mercado es también en un 100% natural. Por su parte, el café soluble necesita un proceso de secado como vimos antes y por ello, en algunas marcas de café soluble, sus atributos como el sabor y cuerpo de café se pueden perder en el proceso. En el caso de Procafé, todo nuestro café soluble de la marca Nescafé y Medalla de Oro son excelentes y mantienen intactas sus características de sabor, textura y olor de 100% café.

Tanto si tus clientes quieren consumir café en grano o café soluble, en ProCafé encontrarás una gran variedad de productos que se adaptan a las diferentes necesidades. Descubre más información acerca de las diferencias entre el café en grano y el café soluble en el blog de Hipercor.

¿Hablamos de tu negocio?