¿Cómo se hace el café descafeinado?

27/03/2017 ·
Distribuidores de café

Existen distintas razones por las que las personas necesitan modificar ciertos hábitos y sobre todo, cambiar algunos de los productos que ingieren en su alimentación.

En el caso del café, hay quienes deben reducir o eliminar su consumo, dado que el principal componente de este, es decir la cafeína, puede estar afectando su salud, por lo cual, la infusión se vuelve una contraindicación.

Hay personas que optan definitivamente por abandonar su consumo, mientras están aquellos que en su lugar, prefieren recurrir a otras alternativas para no eliminar del todo esta bebida de sus vidas. Estos últimos son quienes eligen el café descafeinado.

¿En qué consiste el café descafeinado?

El café descafeinado es un tipo de café que es procesado con el fin de reducir la cantidad de cafeína de su composición. En este caso concreto, no se elimina por completo esta sustancia, sino que se la reduce a un porcentaje mínimo, no superior al 3%.

La cafeína de un café puede ser perjudicial, como vimos antes, en ciertas patologías que sufren algunas personas y por ello, se les recomienda eliminar su consumo, pero como el café descafeinado tiene un porcentaje menor al 3% de cafeína en su composición, puede ser aprovechado por aquellos que no pueden optar por la opción convencional.

El proceso para extraer la cafeína de un café

Cuando hablamos del café descafeinado proceso, nos referimos a los distintos pasos que se deben dar para conseguir extraer una enorme cantidad de cafeína de un café.

A este proceso se lo reconoce como descafeinización. Dicho procedimiento no sólo permite eliminar la cafeína de un café, sino también de otros productos como el cacao o el té. De esta manera, se consigue llevar al mercado bebidas más aptas para cualquier tipo de consumidor.

El proceso de descafeinización para poder lograr  de manera exitosa conseguir que las café descafeinado propiedades sean tan positivas para la salud, se concreta mediante tres diferentes métodos.

Método con agua

Al emplear este método, lo que se hace es mezclar los granos de café en agua natural y mediante un proceso de ósmosis, la cafeína es atraída de una alta concentración de granos de café a la poca concentración de solvente. A continuación, el agua en la que ha quedado disuelta la cafeína es bombeada por un filtro con carbón activado, que es el encargado de permitir la absorción completa de la cafeína, sin afectar el resto de componentes que le dan sabor a la infusión.

Concretamente la descafeinización con agua es el único método que utiliza Pro Café para todos sus cafés descafeinados.

Método con dióxido de carbono

Para llevar a cabo este procedimiento se colocan los granos de café dentro de unos tambores que trabajan a una presión aproximada de 300 atmósferas, es así que el dióxido de carbono puede circular entre ellos, adquiriendo una forma viscosa bastante parecida a un líquido que se integra a los granos y disuelve la cafeína presente en ellos. Luego que el dióxido de carbono está sumergido en la cafeína, con un filtro de carbón vegetal se lo canaliza y absorbe, así obtienes un café descafeinado.

Método con cloruro de metileno

Probablemente el más popular de los tres métodos. Aquí lo que se utiliza en el proceso del café descafeinado, es el cloruro de metileno como solvente químico. Primero se toman los granos de café verdes y se los humedece en agua para que su cubierta comience a ablandarse. Luego, estos granos pasan a estar remojo en cloruro de metileno por un periodo de tiempo suficiente hasta que la cafeína del café se disuelve en gran medida.

Consulta nuestros productos de café descafeinados y enamora a tus clientes con el auténtico café, aromas y sabores de ProCafé.

¿Hablamos de tu negocio?